Estrés

El estrés, al igual que la ansiedad, es una respuesta del organismo para hacer frente a un desafío o situación de peligro. Se presenta generalmente mediante el aumento de la tensión física y emocional. Y en pequeñas dosis puede resultar beneficioso ya que ayuda a afrontar retos como, por ejemplo, cumplir con los plazos o las fechas para realizar una determinada tarea o proyecto.

El estrés que se produce en el desempeño de una actividad profesional o como consecuencia del trabajo se denomina estrés laboral. Como comentábamos, el estrés laboral en episodios pequeños (estrés agudo) puede resultar beneficioso ya que ayuda al profesional a tener una mayor concentración y a cumplir con las tareas que se le han asignado. Sin embargo, cuando esos episodios se mantienen en el tiempo y perduran, aún cuando la situación que los ha desencadenado ha concluido, nos encontramos frente a un caso de estrés crónico.

El estrés crónico lejos de ser una respuesta positiva del organismo puede afectar gravemente al desempeño de la actividad laboral de la persona que lo padece, de hecho, es una de las principales causas de absentismo laboral, del descenso del rendimiento y la productividad y la falta de concentración y memorización. También puede repercutir negativamente en el bienestar tanto psicológico como físico.

Además, cabe destacar que puede tener una incidencia tanto de manera individual, es decir, que algún empleado padezca estrés laboral, como a nivel de empresa. De ahí que existan terapias psicológicas orientadas para trabajadores e intervenciones grupales destinadas a potenciar la salud psicológica de la empresa en su conjunto.

Abordar y gestionar el estrés laboral tanto de manera individual como colectiva es fundamental ya que, en la actualidad, según diversos estudios, en torno al 60% de los casos de absentismo laboral se producen como consecuencia del estrés, 8 de cada 10 trabajadores se sienten infelices en su trabajo y 6 de cada 10 sacrificarían su salario por sentirse felices y gozar de buena salud física y mental.

Cabe destacar que el estrés en el trabajo ha estado siempre presente en el mundo laboral. Sin embargo, con los cambios en los paradigmas organizacionales y las nuevas formas de trabajo que apuestan cada vez más por el teletrabajo, el estrés laboral sigue aumentando.

La carga de trabajo excesiva, el salario insuficiente, el no poder conciliar la vida profesional con la personal, la falta de motivación o de incentivos, tener mucha o poca responsabilidad, no contar con plazos suficientes para realizar las tareas, la existencia de una mala relación con jefes y compañeros, la falta de comunicación o la inexistencia de un buen ambiente laboral son las principales causas o factores que contribuyen al desarrollo del estrés laboral.

Síntomas de estrés laboral

Entre los síntomas más frecuentes caben destacar los siguientes: 

Para tratar adecuadamente el estrés laboral es importante identificar en qué punto se encuentra el trabajador o la empresa. La primera fase es la de alerta y el estrés se presenta como un mecanismo de respuesta y adaptación frente a una situación adversa. Una vez pasa esta situación el estrés desaparece.

En caso de que se mantenga en el tiempo entraríamos en la fase de resistencia, en la que el organismo sigue generando estrés para mantener la situación bajo control. Y si se prolonga aún más llegaríamos a la tercera fase, el agotamiento también conocido como burn out.

En Mentevita realizamos tanto consultorías estratégicas para ayudar a las empresas a potenciar la salud psicológica de su organización como intervenciones individuales o grupales para atender a trabajadores que padezcan estrés laboral. 

Preguntas frecuentes

Si padece estrés laboral lo más imporante es pedir ayuda profesional. La terapia psicológica te ayudará a gestionar y superar las situaciones de estrés en el trabajo. Además, existen otras cosas que puedes hacer para reducir el estrés laboral como practicar deporte, hacer ejercicios de respiración o meditación, buscar un hobby que te permita desconectar del trabajo en tu tiempo libre y apoyarte en familiares y amigos. 

Sí, el estrés laboral puede afectar de manera individual a algunos trabajadores o a la empresa en su conjunto. Si no existe un buen ambiente laboral y desde la organización no se adoptan estrategias para cuidar la salud psicológica de los trabajadores es posible que toda la plantilla padezca estrés. Por eso en Mentevita realizamos intervenciones grupales, individuales y consultorías estratégicas para empresas. 

Sí, aunque el teletrabajo tenga muchas ventajas, si no se gestiona bien puede provocar efectos psicológicos negativos en los trabajadores como consecuencia de que la comunicación con los compañeros es peor, cuesta más desconectar y separar la vida profesional de la personal y en ocasiones no se disponen de los recursos suficientes para realizar las tareas asignadas. 

Solicite información GRATIS

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.